El Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas

Marco Común Europeo de Referencia de las Lenguas

Una breve introducción

El MCER, el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, es un documento elaborado por el Área de Política Lingüística del Consejo de Europa y destinado a autores de materiales, profesores, autoridades educativas, examinadores, diseñadores de cursos e instituciones examinadoras. El Instituto Cervantes es la institución pública que ha adaptado el marco a la lengua española. 

Su objetivo es que los distintos profesionales relacionados con la enseñanza y certificación de lenguas realicen sus funciones, como diseñar programas, elaborar materiales, fomentar el aprendizaje autónomo, diseñar sistemas curriculares, elaborar exámenes o desarrollar sistemas de certificación, con transparencia y coherencia. Solo de este modo es posible la compatibilidad de los sistemas (español, francés, inglés, catalán, euskera, etc.) y el reconocimiento mutuo.

¿Qué más debes saber?

Los niveles de los cursos de WordKids Academy siguen el Marco Común Europeo de Referencia de las lenguas (MCER). Los niveles oficiales son: A1 (acceso), A2 (plataforma), B1 (umbral), B2 (avanzado), C1 (dominio operativo eficaz) y C2 (maestría). 

Habitualmente, conseguir un nivel, por ejemplo el A2, puede requerir entre uno o dos años. Ser competente en las habilidades descritas en el MCER depende de la edad, el grado de contacto con el español (si es una de sus lenguas maternas o está en un entorno hispanohablante), la madurez, dedicación, perseverancia y destreza del aprendiente, sea niño o adolescente. 

A continuación te mostramos una breve descripción de los niveles y las edades para las cuales los alumnos ya suelen tener el grado de madurez mínimo y de conocimiento académico de otras lenguas para ir superando los niveles del MCER.  

 

Breve descripción de los niveles

Los alumnos que alcanzan un nivel A1:

  • disponen de un repertorio muy limitado, ensayado y organizado léxicamente de frases que se utilizan en situaciones concretas y predecibles;
  • pueden interactuar de forma sencilla, siempre que el interlocutor colabore;
  • disponen de recursos que les permiten satisfacer necesidades inmediatas relacionadas con situaciones cotidianas como pedir cosas muy concretas e informarse sobre su ubicación, preguntar por el lugar al que quieren dirigirse, dar información sobre aspectos personales y desenvolverse con cantidades, precios y horarios.

Los alumnos que alcanzan un nivel A2:

  • son capaces de manejar un repertorio limitado de recursos lingüísticos y no lingüísticos sencillos, como estructuras sintácticas básicas (que incluyen frases o fórmulas memorizadas) y conocimientos muy generales sobre convenciones sociales y referentes culturales del mundo hispano;
  • recurren a sus destrezas, habilidades y actitudes para compensar sus dificultades de comunicación;
  • se comunican de forma comprensible y clara, aunque resulte evidente su acento extranjero y, en situaciones poco frecuentes, se produzcan interrupciones y malentendidos;
  • se desenvuelven en situaciones cotidianas de supervivencia básica: piden y responden a peticiones, consiguen información básica en tiendas, bancos, oficinas de correos, medios de transporte, etc., y adquieren los bienes y servicios que necesitan.

Los alumnos que alcanzan un nivel B1:

  • son capaces de sacarle partido a un repertorio amplio pero sencillo de vocabulario, estructuras y fórmulas aprendidas;
  • ponen en juego los conocimientos generales del mundo hispano (referentes culturales, normas y convenciones de carácter sociocultural) que necesitan para desenvolverse en las diferentes transacciones en las que participan;
  • se comunican adecuadamente en un registro neutro, aunque con suficiente flexibilidad como para adaptarse a diferentes situaciones;
  • se expresan con razonable corrección, aunque vacilen o hagan pausas para pensar lo que van a decir y cometan errores (especialmente de pronunciación) sobre todo en situaciones imprevistas y de cierta tensión;
  • saben cómo pedir a alguien que aclare o desarrolle lo que acaba de decir;
  • son capaces de realizar las transacciones que se requieren en la organización de un viaje o durante su desarrollo o en situaciones menos habituales en comercios, agencias de alquiler de coches, oficinas de correos, bancos, etc.;
  • son capaces de plantear quejas y de relatar detalles de situaciones imprevistas (robos, accidentes, etc.).

Los alumnos que alcanzan un nivel B2:

  • disponen de los recursos lingüísticos y no lingüísticos necesarios para participar en los intercambios comunicativos con un grado de fluidez, precisión y naturalidad suficientes como para que sus interlocutores no tengan que hacer un esfuerzo especial;
  • tienen un nivel de conciencia de la lengua que les permite evitar errores que den lugar a malentendidos y utilizan suficientes recursos como para salvar situaciones de ambigüedad y aclarar lo que el interlocutor ha querido decir;
  • utilizan un repertorio lingüístico amplio, suficiente para expresarse con argumentos y matices, sin errores importantes de formulación y con una pronunciación clara;
  • consideran el efecto que producen sus comentarios y tienen en cuenta tanto la situación de comunicación como a sus interlocutores para adaptar el registro y el nivel de formalidad a las distintas circunstancias;
  • disponen de capacidad lingüística suficiente como para plantear los detalles de un problema, presentar reclamaciones y resolver situaciones conflictivas recurriendo a su capacidad de argumentar y a un lenguaje persuasivo.

Los alumnos que alcanzan un nivel C1:

  • disponen de un repertorio de recursos lingüísticos y no lingüísticos lo suficientemente amplio y rico como para comunicarse con fluidez y naturalidad, casi sin esfuerzo;
  • cuentan con un repertorio léxico extenso y preciso que les permite expresar matices de significado eliminando ambigüedades y confusiones;
  • se comunican de forma fluida y espontánea, con pocas vacilaciones, incluso en situaciones complicadas o con circunstancias adversas de ruido o interferencias;
  • utilizan el registro adecuado a cada tipo de situación y se desenvuelven de forma coherente y consistente en distintos registros (familiar, neutro, formal, solemne, etc.);
  • recurren a las destrezas, habilidades y actitudes que se requieran para la realización de transacciones delicadas o que tengan cierto grado de complejidad, como hacer gestiones por teléfono, realizar operaciones bancarias de cierta complejidad, resolver averías siguiendo instrucciones telefónicas, etc.

Los alumnos que alcanzan un nivel C2:

  • disponen de recursos lingüísticos y no lingüísticos, así como de conocimientos declarativos suficientes como para hacer frente a todo tipo de situaciones, incluso imprevistas, y a las complicaciones en las que se puedan ver envueltos;
  • se expresan con precisión, propiedad y facilidad en el uso de la lengua y son capaces de transmitir matices sutiles de significado;
  • se desenvuelven sin problemas en distintos registros y tienen un buen dominio de expresiones idiomáticas y coloquiales;
  • en situaciones particularmente delicadas o complejas saben sortear las dificultades de comunicación con tanta habilidad y discreción que el interlocutor apenas lo percibe;
  • disponen de capacidad lingüística suficiente como para comprender las implicaciones de un contrato o un documento administrativo, inquirir sobre áreas de trabajo distintas a la suya, hacer valoraciones matizadas de una propuesta, describir síntomas no visibles de enfermedades, afrontar situaciones profesionales no habituales, etc.

Pero...

En WordKids Academy valoramos el punto de partida de cada alumno y te aconsejaremos la mejor solución para él o ella. 

Si aún tienes alguna duda o no hemos respondido a tu pregunta, consulta nuestra sección de FAQs o si lo prefieres, contacta con nosotros a través del formulario o de nuestro chat.

Dinos ¡hola!

Tienes preguntas, sugerencias, comentarios. Contacta con nosotros. Te responderemos rápido.

Rellena el formulario

¡Atrévete a hacer alguna de nuestras actividades!

Acceso mundial 24/7

Haz tu curso desde cualquier lugar del mundo.

Profesores nativos certificados

Profesores con certificaciones del Instituto Cervantes.

Método homologado

Libros y actividades online que siguen las recomendaciones del Instituto Cervantes.

Pagos seguros

Podrás realizar tus pagos a través de pasarelas bancarias seguras.

Carrito de compra